Seleccionar página

Seth Godin definitivamente la saco del estadio con su libro La vaca purpura – diferénciate para trasformar tu negocio – y en esta teoría de la diferenciación me inspire en comunicar que también es posible ser una vaca amarilla.

Pues para aprender como diferenciarse y transformar tu negocio te recomiendo que te leas el libro de Seth Godin, sin lugar a dudas es una obra maestra. Lo que propongo es que te diferencies de las demás personas siendo feliz, siendo una vaca amarilla.

Ser una vaca amarilla consta de comprender que podemos transformar nuestro día a día si logramos entender desde una perspectiva el BIEN-ESTAR. Y lo logramos asumiendo la responsabilidad de hacernos cargo de nuestros pensamientos, nuestro lenguaje, nuestras emociones y nuestras acciones.

Hacernos cargos de estos dominios en función de generar una diferenciación se trata de bien pensar, bien hablar, bien sentir y bien actuar. Tal vez sea una magnifica forma de SER FELICES. La felicidad y el bienestar tienen mucho en común, entre las cosas que tienen en común es que no llegan por si solas. Hay que trabajar en ser felices y en nuestro bien estar.

Malos pensamientos todos tenemos, al igual que malas palabras, así como malos sentimientos y que decir de las malas acciones. El trabajo consiste en ponerle freno de mano a todo aquello que nuestra conciencia sabe que esta mal y comenzar a transformarlo en bien.

Un ejemplo puede ser el siguiente: no piense mal del vecino (no juzgue), no hable mal del vecino (no caiga en el chisme), no sienta rabia por el vecino (si no lo quiere, no deje que le dañe el día) y no le haga nada malo al vecino (no le deje la basura en la puerta). Aplica también para familiares, parejas, compañeros de trabajo, etc.

Y todo se resuelve también en la intención. Ya sabe usted que lo que no tenga una buena intención no le aportara ni felicidad ni bienestar. Tampoco creo que duerma con la consciencia tranquila.

Si usted se esmera en ser una vaca amarilla, como dice Sylvia Ramirez (Coach y Speaker de Felicidad) refiriéndose a la marca personal usted puede lograr tres grandes cosas: que lo noten, que lo recuerden y que lo prefieran.

Así pues que a ponernos las pilas, es posible, toma tiempo y de auto entrenamiento. Pero como todo es posible. Empiece por escucharse usted mismo, escuchar sus pensamiento y en ese instante empezara a diseñar las estratégicas para que su hablar, su sentir y su actuar marquen la diferencia.

Share This